CALATAYUD.- La hostelería, un sector terriblemente castigado

Economía
Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más grande
  • Predeterminado Helvetica Segoe Georgia Times

Una situación que se sigue complicando tras la aplicación de las nuevas medidas contra la Covid19

El 2020 evidentemente está siendo un año muy complicado para todos, sin embargo algunos sectores lo están sufriendo con más virulencia que otros, un ejemplo claro en general es el sector de la hostelería. Más acuciado todavía en poblaciones que un alto porcentaje del trabajo se basa en el sector servicios. En Calatayud el sector hostelero lo está sufriendo y lo peor de todo y en lo que muchos coinciden es “que lo peor está por llegar”, así lo han afirmado varios hosteleros consultados por este medio de comunicación.

Según algún profesional consultado la situación económica al terminar el año va a ser muy “acuciante”, algunos de ellos afirman que al finalizar el año habrán trabajado un 25% respecto a un año normal. Fueron uno de los primeros sectores en cerrar en los momentos más intensos de la pandemia lo que les ha supuesto una merma importante de ingresos. Tras el confinamiento se han ido encontrando con continuas prohibiciones por salud lo que está haciendo que prácticamente la mayoría basen en estos momentos sus negocios en el funcionamiento de los veladores. A partir de ahora la situación les puede todavía empeorar puesto que acaban de entrar en vigor más medidas en la lucha contra el Covid19 que incide directamente en sus negocios.

 

Un año muy complicado

Muchos de estos negocios basan parte de su caja en fiestas y celebraciones. En este año no han podido abrir en Semana Santa, se han suspendido las fiestas de verano, las de septiembre. El resultado de todo esto es que por ejemplo algunos establecimientos hosteleros de Calatayud han trabajado un 70% menos que el año anterior en fechas tan señaladas como las pasadas de San Roque. Otros, decidían cerrar en estos días NO FESTIVOS.  Pedro Alonso, de cafetería Anyelo afirmaba que “esta situación es muy complicada de llevar. Al final no nos queda otra que contratar menos trabajadores y multiplicar nuestro esfuerzo personal”.

La preocupación sigue en aumento puesto que tras la entrada en vigor de la nueva normativa son muchos los establecimientos que piensan que van a ver todavía más reducida su capacidad de trabajo. Lo mismo ocurre en hoteles de la zona que además se han visto más perjudicados ante los datos de la pandemia en Aragón.

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Semanal La Comarca