CALATAYUD.- Avanza la restauración de la portada trasera de San Pedro de los Francos

Imagen de San Pedro

Infraestructuras
Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más grande
  • Predeterminado Helvetica Segoe Georgia Times

Aparece en lo trabajos la imagen de San Pedro en su hornacina. Una imagen de "gran calidad"



El pasado mes de abril comenzaba una intervención en la portada trasera de la Iglesia de San Pedro de los Francos, en la calle Bodeguilla, para su limpieza y restauración. De la misma se hace cargo la empresa Alfagia Conservación de Bienes Culturales con un presupuesto de 36.300 euros. Está prevista la finalización en el mes de julio.
El Ayuntamiento de Calatayud, a través del Departamento de Urbanismo, Patrimonio y Vivienda, acomete la obra para dar a este acceso al templo mayor relevancia y significado. Hasta ahora la portada pasaba desapercibida, cuando como explica Javier Ibargüen, arquitecto director de los trabajos, formó parte del primitivo claustro de la iglesia que se debió de extender por esa manzana, y por tanto de un conjunto monumental mucho más amplio.
 “Es una actuación pendiente en el patrimonio arquitectónico bilbilitano y con un edificio que tiene gran relevancia en la historia de la ciudad y de Aragón”, comenta José Manuel Gimeno, concejal delegado del área.


Daños por la humedad
La intervención tiene como fin la protección, consolidación y restauración. La piedra está en peor estado de conservación que los ladrillos al estar sometida a mayor nivel de humedad.
El estado de conservación de esta portada de San Pedro de los Francos era muy deficiente al haber sufrido numerosas alteraciones a lo largo de la historia, que han provocado deformaciones en toda su estructura. Presenta una importante degradación física que se aprecia claramente en la piedra dañada por la humedad, en el dintel que se ve desplazado, en la suciedad superficial acumulada, y en la hornacina donde se aprecian desplazamientos.
También se ha perdido material en la parte inferior como consecuencia del agua, que al salpicar penetra en la piedra erosionándola. Por otra parte la acumulación de cables que pasan sobre el arco, sobre los laterales y sobre el dintel afea notablemente esa fachada.


Análisis de materiales
En el inicio de la restauración se han ido eliminando las capas de cal y de otros materiales acumulados hasta llegar al original. Como señala el restaurador, Clemente Nicolás, ha sido una sorpresa comprobar, “que conserva  mucha policromía, algo bastante inusual por estar en el exterior y al ser una capa frágil que suele terminar desprendiéndose”. Los análisis de esos restos ofrecerán información sobre el momento de su construcción.
Javier Ibargüen destaca otro hallazgo importante. La imagen de San Pedro en su hornacina es de gran calidad y quizás, “merecería la pena una intervención adicional”. Hasta que no se ha trabajado en ella no se apreciaban por ejemplo los restos de pan de oro en las vestimentas.
Esta portada se construyó en piedra sillar. Ni en su estilo ni en su construcción está conectada con la fábrica general de la iglesia, y aún menos con la portada gótica del acceso a este edificio en la Calle Rúa de Dato. Es pues una entrada  que se hizo con posterioridad, ya en periodo barroco, posiblemente para salvar el desnivel de la entrada principal con esta entrada y salida por un lateral de la cabecera del templo. Así sirve de paso al callejón que conecta con la iglesia atravesando la sacristía.
Las intervenciones en el patrimonio monumental de la ciudad de Calatayud son continuas por parte del consistorio bilbilitano. Las últimas inversiones han permitido la recuperación de una bodega medieval en el barrio de Consolación, la consolidación de la capilla del Carmen en la Basílica del Santo Sepulcro, la limpieza del retablo mayor de la Colegiata de Santa María la Mayor, y los claustros de este edificio, la Torre Albarrana, además de colaborar en la restauración del Cristo de las Siete Palabras, o  en la conservación de la Iglesia de las Carmelitas.

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad