CALATAYUD.- Otro edificio más mal conservado y en peligro, el Palacio Episcopal

Infraestructuras
Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más grande
  • Predeterminado Helvetica Segoe Georgia Times

Ya en el 2017, se alertaba del estado de abandono del edificio


Repasando la hemeroteca nos encontramos con una información del diario ABC, en el que el 27 de febrero de 2019, ya comentaba la situación en el siguiente sentido: “ un informe oficial acaba de alertar del peligroso estado de abandono en el que se encuentra el Palacio Episcopal de Calatayud, un edificio neoclásico de principios del siglo XIX que está catalogado con protección integral por su valor histórico y artístico. El informe alerta del riesgo de desprendimientos, subraya que es preciso acometer urgentes obras de consolidación y limpieza para reducir el peligro hacia la vía pública, y reprocha que no se haya velado por una mínima conservación y mantenimiento del inmueble desde hace años”. Un edificio propiedad del obispado de Tarazona.
En este mismo artículo también se incide que el informa fue solicitado por el grupo municipal socialista en septiembre de 2017, y que serían necesarias como mínimo obras de limpieza, adecuación y apuntalamientos por un coste de unos 7.000 euros para evitar desprendimientos en los puntos más críticos del edificio que dan a la calle.

¿Qué es la lista roja e Hispania Nostra?
El edificio ha vuelto a cobrar protagonismo una vez que ha sido incluido en la lista roja de Hispania Nostra, una asociación sin ánimo de lucro española, declarada de utilidad pública, que tiene como finalidad la defensa, salvaguarda y puesta en valor del patrimonio cultural y natural de España a través de la educación, difusión y diferentes programas culturales. Elabora además una Lista Roja, Negra y Verde sobre bienes en peligro o desaparecidos.
La Lista Roja del Patrimonio es una iniciativa nacida en noviembre de 2007, con el fin dar a conocer y proteger aquella parte del patrimonio histórico que se encuentra en abandono y en peligro. Se elabora bajo supervisión de una comisión científica integrada por especialistas en la materia, y recoge aquellos elementos del Patrimonio Histórico español que se encuentren sometidos a riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores. Las categoría en que se divide son: patrimonio arqueológico, patrimonio civil, patrimonio religioso, patrimonio industrial, patrimonio militar, patrimonio natural.
Los criterios de inclusión en esta lista se basan, pues, en la importancia histórica y arquitectónica del elemento patrimonial en cuestión, en el estado en que encuentra y en el riesgo que recaiga sobre él, considerando no solo sus valores objetivos sino, principalmente, los subjetivos que la sociedad le otorgue, de conformidad con el significado más actual de Patrimonio. La información que utiliza Hispania Nostra en la elaboración de las fichas proviene de fuentes propias y, en su caso, de terceras personas o entidades independientes. Del mismo modo, se elabora también una Lista Negra con bienes ya desaparecidos y otra llamada Lista Verde con bienes que ya han sido recuperados y esta lista Roja.


El Palacio Episcopal
Es un edificio reconstruido a principios del siglo XIX por el obispo de Tarazona, Francisco Porró y Reinado, cuyo escudo de armas se encuentra sobre el dintel de la puerta y en la cúpula sobre la caja de escaleras. Durante unos años albergó el Museo de Arte Sacro, sin embargo, en la actualidad permanece cerrado.
Se trata de un edificio neoclásico, que tiene tres pisos separados por potentes impostas molduradas. La portada es adintelada y se abre entre pilastras bajo un arquitrabe de perfil múltiple rematado por una cornisa del mismo carácter; sobre ella se dispone un cuerpo superior, también fuertemente esculpido en torno a un gran vano rectangular. El resto de los vanos mantiene el orden y la formalización y a su vez aparecen profundamente esculpidos. La piedra en las molduras y el yeso en los paramentos son los principales materiales de la fachada. Las esquinas se presentan aboceladas y en una de ellas emerge sobre la cubierta el cuerpo de iluminación de escalera, de planta cuadrada.

Los motivos que alega esta asociación para incluirlo en esta Lista Roja, es el estado de abandono del edificio y el deterioro en el que lleva inmerso desde hace años.
Desde el Ayuntamiento de Calatayud y en concreto el responsable de Urbanismo, José Manuel Gimeno afirmaba en redes sociales que, “desde el año 2019 hemos requerido en numerosas ocasiones a la propiedad intervenciones en este inmueble. La última vez hace menos de un mes.
Desde luego que es un asunto que nos preocupa a todos, pero la propiedad, en este caso la Diócesis de Tarazona, deberá hacerse responsable de sus propiedades y mantenerlas en las debidas condiciones”.
Desde el grupo municipal socialista afirman que “la gestión urbanística del PP en Calatayud es lamentable y que ya en 2017 desde este grupo se solicitó un informe técnico sobre el estado del Palacio”.


publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Semanal La Comarca