Calatayud.- La liquidación del presupuesto de 2019 arroja un déficit de más de 700.000 euros

Política
Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más grande
  • Predeterminado Helvetica Segoe Georgia Times

El Ayuntamiento de Calatayud tendrá que elaborar en el plazo de un mes un Plan económico- financiero al no cumplir en la liquidación correspondiente al ejercicio 2019 con la Ley de Estabilidad Presupuestaria, y la regla de gasto.



Según informó en el último  Pleno el concejal de Hacienda, Rafael Rincón, la liquidación del presupuesto de 2019 arroja un déficit presupuestario de 729.000 euros, y se sobrepasó el techo de gasto. El nivel de endeudamiento es del 29,35%, muy por debajo del que marca el Ministerio de Hacienda, indicó Rincón.
Además, el remanente de tesorería para gastos generales se ha reducido bastante con respecto al resultante en el ejercicio anterior, quedando en 2019 un remanente de tesorería de 440.000 euros. Un remanente que, según indicó Rincón, “está todavía por definir el uso que se podrá hacer del mismo, aunque normalmente se utiliza para inversiones financieramente sostenibles y para amortizar deuda”.
Desde el PSOE, el concejal Luís Joaquín Simón preguntó por los saldos de dudoso cobro que, según dijo, se han incrementado en más de 600.000 euros, pasando a rondar los más de 4 millones de euros.
La portavoz del PAR, Ana Belén Ballano, criticó la situación de inestabilidad presupuestaria del Ayuntamiento, el saldo negativo de la liquidación del presupuesto, que haya disminuido el remanente de tesorería, y la deuda financiera de casi 6 millones de euros. “Estamos ante una inestabilidad presupuestaria”.
El alcalde señaló en cuanto a los saldos de dudoso cobro que “desde 2010 arrastramos deudas de la DGA con el Ayuntamiento de Calatayud”, señaló Aranda. “Son situaciones absolutamente impredecibles”. “Un presupuesto es un acto de fe” dijo el alcalde, a lo que el concejal socialista Luís Joaquín Simón respondió que “un presupuesto no es un acto de fe, sino un documento técnico”. Para el PSOE estas cifras reflejan que “no se puede confiar en este equipo de gobierno”, a lo que el teniente de alcalde y portavoz de Ciudadanos, José Hueso, le respondió que el nuevo equipo de gobierno se configuró en junio de 2019 y que la liquidación del presupuesto abarca también los meses anteriores de 2019. Hueso invitó al concejal socialista, Luís Joaquín Simón, a que fuese él quien les dijese como hacerlo y se encargase de cobrar los saldos de dudoso cobro, a lo que el concejal contestó que para eso ya estaban los miembros del equipo de gobierno.

Segunda modificación del Presupuesto de 2020
El Pleno aprobó también una modificación del presupuesto de 2020 mediante suplemento de créditos para asumir un aumento de gasto de personal derivado del aumento de sueldo del 2% aprobado por el gobierno de la nación.
La portavoz del PAR, Ana Belén Ballano, afeó al equipo de gobierno el hecho de que vayan ya por la segunda modificación del presupuesto, “tenían que haber tenido una mayor previsión del gasto y haber dotado al capítulo de personal de una partida mayor”, les indicó Ballano. En ese mismo sentido se manifestó la concejal socialista, Sandra Marín,  “en lo que llevamos de año se ha modificado ya el presupuesto por valor de 5,1 millones de euros”, indicó Marín.
El alcalde bilbilitano defendió que la subida del 2% “estaba contemplada ya en el fondo de contingencia”; “es una partida ya creada que lo único que pasa es que cambia de capítulo”, añadió Rincón.
El Pleno aprobó también por unanimidad otra modificación del presupuesto de 2020 mediante créditos extraordinarios para el aumento de una nueva partida para prevención de riesgos laborales como consecuencia del Covid-19 por valor de 3.000 euros.

Para terminar, en el apartado de ruegos y preguntas la concejal socialista, Julia Olivas, pidió al alcalde de Calatayud que las partidas económicas que no vayan a utilizarse debido a la suspensión de las fiestas se destinen a Acción Social.

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Semanal La Comarca