CALATAYUD.- La moción presentada por VOX en el Pleno del Ayuntamiento no contó con el respaldo del resto de formaciones

Política
Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más grande
  • Predeterminado Helvetica Segoe Georgia Times

La moción presentada por el Grupo municipal de VOX  para que el Ayuntamiento destinase la próxima subvención  de la DPZ  ( o parte de ella) a cubrir el gasto que supondría la instalación y mantenimiento de purificadores de aire en todas las clases de todos los centros docentes de Calatayud no contó con el respaldo del resto de las formaciones.



Desde el Partido Aragonés y Ciudadanos apuntaron a que las subvenciones de DPZ muchas veces son finalistas, lo que quiere decir que ya vienen con el gasto condicionado. Para el portavoz de Ciudadanos, José Hueso, la moción ofrecía “muchas dudas” señalando que además esos servicios educativos eran competencia del Gobierno de Aragón o de titularidad privada. Tanto él como la concejal socialista, Julia Olivas, valoraron el coste de los equipos purificadores de aire y según la concejal socialista supondría un coste de unos 80.000 euros sólo la adquisición de los equipos, a lo que luego habría que añadir la instalación y mantenimiento de los mismos. Un gasto “excepcional”, indicó Olivas. Explicó que en Calatayud ahora hay 160 unidades escolares y en torno a 200 espacios donde habría que colocarlos, y eso sin contar las escuelas infantiles, la de música, idiomas y la escuela de adultos. Y recordó que de titularidad municipal sólo son la escuela de música, la escuela infantil Margarita, y la escuela de adultos.
Por su parte el concejal popular, Héctor Sarriá, indicó que “un purificador de aire por sí solo no garantiza la seguridad en las aulas”, y habló de adquirir mejor medidores de CO2 para controlar la ventilación en las aulas.
Todos los grupos, excepto la concejal de VOX, votaron en contra de la moción.

Las dos mociones que presentó el partido socialista se aprobaron por unanimidad
La primera de ellas proponía que el Ayuntamiento iniciase los trámites administrativos oportunos para, en el marco del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, realizar una promoción pública de vivienda de alquiler en Calatayud mediante la suscripción de un CONVENIO DE COLABORACIÓN entre el AYUNTAMIENTO DE CALATAYUD, el GOBIERNO DE ARAGÓN y el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Y que para conseguir el objetivo de impulsar la construcción de viviendas públicas de alquiler, en el marco de dicho Plan, el Ayuntamiento se comprometiese a la aportación de alguna parcela de titularidad municipal, susceptible de ser objeto de la oportuna construcción de viviendas.
El alcalde bilbilitano, José Manuel Aranda, explicó que en 2018 ya se remitió un escrito al Ministerio de Fomento solicitando información acerca de esto, pero que no se obtuvo respuesta. “Lo que hay que hacer es pedir al Gobierno de Aragón que realice una convocatoria de este Plan de Vivienda, y en ese caso nosotros pondríamos la parcela”, indicó Aranda.
Finalmente la moción se aprobó por unanimidad de todos los grupos pero con una enmienda que planteó el alcalde bilbilitano, de manera que lo que se aprobó fue que “el ayuntamiento de Calatayud solicitará al gobierno de Aragón la convocatoria de promoción pública de vivienda en régimen de alquiler dentro del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 y, en el caso de ser seleccionada Calatayud, asume el compromiso de poner a disposición de la consejería una parcela para dicha promoción”.

La otra moción presentada por el PSOE pedía la adhesión del Ayuntamiento de Calatayud al convenio entre el Ministerio de Defensa y la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias para impulsar la incorporación al mundo laboral de personal militar de las Fuerzas Armadas. Esta moción se aprobó por unanimidad, aunque el alcalde indicó en el Pleno que en Calatayud “el Ayuntamiento podría destinar como mucho una plaza sólo de Policía Local para este colectivo”.

CARENAS
publicidad
publicidad
publicidad
CARENAS
publicidad
publicidad

Semanal La Comarca