CALATAYUD.- El intenso calor, la tormenta y Os Fillo d’o Sobrarbe, protagonistas de las Alfonsadas

Fiestas
Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más grande
  • Predeterminado Helvetica Segoe Georgia Times

Animadas fiestas a pesar de los inconvenientes


El fin de semana ha venido marcado por la celebración de las Alfonsadas en Calatayud, una edición en la que posiblemente no acompañó el tiempo, con esa ola de calor con más de 40 grados que a más de uno lo dejó en casa en las horas centrales del viernes y sábado principalmente.
La lluvia tampoco quiso perderse el arranque de las Alfonsadas y nos visitó disfrazada de tormenta, minutos antes del pregón de fiestas. Bajo el aguacero, cristianos, musulmanes y judíos corrieron a refugiarse bajo los porches de la plaza de España o en alguno de los establecimientos hosteleros de la zona.
Quizás, el tercer protagonista de las Alfonsadas nos lleva directamente a la cara más sobresaliente, para muchos, de estas Alfonsadas, la actuación el sábado por la noche de Os Fillo d’o Sobrarbe, un grupo bilbilitano, que interpreta música folk-medieval, y que en esta ocasión SI QUE FUERON PROFETAS EN SU TIERRA. Lo fueron puesto que llenaron la plaza del Olivo el sábado por la noche, demostrando que si sus padres, las Huestes del Sobrarbe, fueron quizás la primera pieza del futuro Aragón, fieros guerreros, luchadores y creyentes cristianos; sus hijos han preferido dejar a un lado las armas y buscar “dar guerra” animando con su música las calles y con un concierto que dice mucho de la calidad de estos músicos, y es que el sábado por la noche fueron muchas las cuadrillas de judíos, musulmanes y cristianos que no dudaron en aseverar que la actuación “fue de lo mejor de estas Alfonsadas”.
Al grupo no le falta trabajo en unas fechas intensas para sus integrantes y en las que no paran de recorrer distintos lugares de la geografía española. Además, la calidad artística y musical del grupo tampoco ha pasado desapercibida para el Gobierno de Aragón, puesto que el grupo de Calatayud es uno de los nominados para los Premios de la Música Aragonesa en su vigésimo tercera edición en el apartado de grupo de mejor proyección, unos premios en los que también aparece la cantante de Brea de Aragón Ariadna Redondo.

Menos puestos medievales
Otro de los puntos fuertes de las fiestas fue el desfile hacia la iglesia de San Pedro, en el que integrantes de las haimas, grupos e invitados volvieron a caminar venciendo en esta ocasión al sofocante calor para buscar la rendición de la ciudad y la entrega de llaves al rey, Alfonso I, al igual que las variadas representaciones teatrales que tuvieron lugar en varios puntos del casco histórico de la ciudad, con un gran trabajo de todos los actores que participaron.
A simple vista la opinión generalizada de los visitantes e integrantes de las haimas que han participado en esta edición de las Alfonsadas, ha sido la evidente falta de tiendas en el mercado medieval, menos que en años anteriores a la pandemia. Algunos representantes de haimas lo achacaban a la coincidencia este año en las fechas de celebración de las Alfonsadas de Calatayud con la fiesta de las tres culturas en Zaragoza.
El domingo, como siempre y tras la jura de los fueros las haimas poco a poco desmotan sus tiendas, recogen los enseres, abandonarán esa zona de Calatayud para volver a la realidad de algunas calles “más abajo”, donde la ciudad ha seguido con su pulso habitual fuera de la historia medieval.

publicidad
publicidad