TOROS.- Fran Fernando y Mario Pérez Langa por la puerta grande

Actividades
Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más grande
  • Predeterminado Helvetica Segoe Georgia Times

En el festival de CARIÑENA FRAN FERNANDO CORTO UN RABO Y MARIO P. LANGA SE LLEVO LAS DOS OREJAS


    
El domingo 18 de septiembre la empresa de Jesús Arruga y Táchela Ortega en colaboración con el ayuntamiento había organizado un festival taurino en la localidad de los vinos que fue del gusto del respetable y entendido público que cubría en buena parte el coso "Jesús Arruga" de aquel lugar. Daba comienzo el festejo con la entrada de la reinas de las fiestas en calesa, el momento de la tarde llegó cuando el alguacilillo del festejo, que es el alguacil municipal, pidió la mano de su prometida que estaba en el tendido, con resultado feliz. Amenizó el festejo de manera sobresaliente, como siempre, la charanga Cariñena.

Se lidiaron erales de Santiago Guerrero, buenos en general a excepción del primero, parado y agarrado al suelo.
Abría cartel el caballero rejoneador Mario Pérez Langa, a quien vimos con recursos suficientes para enfrentarse a un animal poco colaborador. Clavó banderillas en buen sitio y acertó con el rejón de muerte en un punto un tanto trasero pero con mucha muerte, por lo que paseó las dos orejas del eral entre aplausos.
Finito de Córdoba se enfrentó al segundo y ahí pudimos paladear el jamón del bueno y bien cortado, sobre todo en las dos interminables tandas de naturales que enganchó sin que el animal le rozase la franela. Tan a gusto estaba el maestro que se pasó de faena y falló con la tizona emborronando una labor de alta cocina.     Está en un momento que no me extraña el indulto del de Fuente Ymbro días atrás.
Francisco José Espada es un matador que demostró que sabe torear y que tiene buen gusto. Se entregó en su faena pero tampoco mató bien y fue aplaudido.
La traca final llegó en el de la Jota, pues Fran Fernando planteó una labor en la que no se dejó nada en el tintero. El chaval, de la Escuela Taurina Mar de Nubes de Miguel Cuartero se había ganado el puesto en el bolsín celebrado en Cariñena a principios de temporada y no defraudó pues estuvo a la altura del mejor astado de la tarde, y como en esta ocasión no falló a espadas se llevó las dos orejas y el rabo de su oponente saliendo a hombros de la plaza, demostrando que será un serio candidato en la final del 1 de octubre de Zaragoza.

publicidad
publicidad