CALATAYUD.- Carta del presidente de la DPZ a los bilbilitanos

Juan Antonio Sánchez Quero, presidente de la Diputación de Zaragoza

Fiestas Patronales
Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más grande
  • Predeterminado Helvetica Segoe Georgia Times

JUAN ANTONIO SÁNCHEZ QUERO, "Un doloroso paréntesis"

Queridos bilbilitanos y bilbilitanas, me gustaría no haber tenido que escribir nunca este artículo, pero las cosas vienen como vienen y es para mí una alegría poder dirigirme a todos vosotros aunque sea en unas circunstancias tan difíciles como las actuales. Si todo hubiera sido como siempre, estos días Calatayud celebraría sus ferias y fiestas en honor de la Virgen de la Peña. Sin embargo, hace ya seis meses el coronavirus nos secuestró la vida tal y como la conocíamos y desde entonces casi nada es como antes.

La epidemia ya obligó a suspender las celebraciones por San Roque y ahora les ha tocado a las otras grandes fiestas de Calatayud, unos festejos que en torno al 8 de septiembre siempre han estado marcados en rojo en el calendario de los bilbilitanos. De hecho, como vecino de Tobed también recuerdo estas fiestas como una cita ineludible para las localidades del entorno. Las corridas de toros, la feria de muestras, la feria de los ajos y otros muchos actos del programa siempre han sido un formidable reclamo por supuesto para las gentes de la comarca de Calatayud, pero también para las del Aranda, el Campo de Daroca, Valdejalón o la zona más próxima de Soria.

En Calatayud todo el mundo es bienvenido para la Virgen de la Peña, igual que lo es por San Roque, pero este año toca hacer un doloroso paréntesis. Como en todo Aragón y en toda España, el maldito covid ha convertido las fiestas en 'no fiestas', una expresión que puede parecer absurda pero que ha calado porque consigue reflejar el espíritu con el que todas las localidades estáis afrontando la cancelación de las celebraciones: los actos públicos se han suspendido para frenar posibles contagios, pero ni siquiera una pandemia como esta puede apagar el recuerdo, el sentimiento y la emoción de los ciudadanos.

Sé que cada uno de vosotros vais a celebrar las fiestas de Virgen de la Peña a vuestra manera. Y estoy seguro de que los bilbilitanos vais a seguir dando ejemplo de civismo y responsabilidad. Pero no puedo dejar pasar la ocasión de volver a hacer un llamamiento para que extreméis las precauciones, no os confiéis lo más mínimo y evitéis cualquier imprudencia: están en juego las vidas de muchas personas.

También quiero tener un recuerdo muy especial para los que ahora mismo estáis luchando para superar esta terrible enfermedad, para los que ya la pasasteis pero todavía sufrís sus secuelas y, sobre todo, para todos aquellos a los que el covid les ha arrebatado a algún ser querido. No los olvidaremos nunca y sus valores quedarán para siempre con nosotros.

Ojalá que dentro de un año hayamos podido volver a la verdadera normalidad, la que nos robaron en marzo, la que permitirá que volváis a disfrutar de la cabalgata y el pregón, de la comparsa de gigantes y cabezudos, de los toros, de las ferias, del Rosario de Cristal… Mientras tanto, como presidente de la Diputación de Zaragoza quiero transmitiros un mensaje de ánimo y de confianza y deciros que desde la institución provincial vamos a seguir haciendo todo lo que esté en nuestra mano para ayudar a paliar el impacto sanitario, social y económico del coronavirus  en Calatayud y en el resto de municipios zaragozanos. Este año ya hemos destinado 17 millones de euros extraordinarios para luchar contra los efectos de la epidemia, y lo hemos hecho sin tocar ni un solo euro de las principales líneas de trabajo con las que apoyamos a los 292 ayuntamientos de la provincia.

 

Juan Antonio Sánchez Quero, presidente de la Diputación de Zaragoza

publicidad
publicidad