AGRICULTURA.- La DOP Calatayud analiza las líneas estratégicas para este 2021

Michel Arenas, presidente de la DOP Calatayud

Agricultura y Ganadería
Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más grande
  • Predeterminado Helvetica Segoe Georgia Times

Mantener la exportación, potenciar un mayor añadido del vino, impulsar la difusión en el ámbito territorial y fomentar las herramientas digitales serán algunas de ellas

Con el inicio del año, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calatayud  ha analizado sus  líneas estratégicas en un ejercicio en el que la incertidumbre derivada  de la pandemia es el principal elemento distorsionador.  Calatayud es una denominación de pequeñas dimensiones, con unas 3.500 ha de viñedo, catorce bodegas integradas y una gran vocación exportadora que compagina con su creciente impulso en el ámbito regional. Desde el Consejo Regulador consideran que las líneas maestras de este año pasan por mantener el nivel de exportación, que está cercano al 80% de su producción, potenciar un mayor valor a sus vinos de calidad e impulsar la promoción y difusión de sus vinos en su mercado más próximo: Zaragoza y en determinados enclaves nacionales. Estas líneas estratégicas son coincidentes con el informe anual de la UE, que acaba de publicar, sobre las previsiones y evolución de la agricultura en esta década, horizonte 2030, y en la que dedica un apartado al sector del vino.

 

EXPORTACIÓN

En el apartado de exportación el informe europea  señala que la exportación de los vinos de la UE crecieron con fuerza entre 2009 y 2019 (+ 5% anual). Si bien el volumen se ha estabilizado recientemente, el valor ha seguido creciendo. Las exportaciones de la UE están impulsadas por la alta demanda de vino con denominación geográfica. Según el informe de la UE, a pesar del impacto potencialmente prolongado del COVID-19,  la estabilización de la demanda global y la fuerte competencia de los países productores de vino fuera de la UE, se espera que las exportaciones de vino de la UE crezcan ligeramente a 31 millones de hectolitros en 2030 (+ 0,3% por año).

El apartado de exportación ha sido, y sigue siendo, uno de  los pilares sólidos de las  bodegas de la  DOP Calatayud, cuyo volumen de exportación es cercano al 80% de la producción. Por ello, desde  la DOP  consideran esta línea de actuación es prioritaria para seguir fortaleciendo a las bodegas bilbilitanas.  

 

PUBLICIDAD

 

LA UNIÓN EUROPEA REDUCIRÁ SU PRODUCCIÓN DE VINO

La UE reducirá su producción de vino pero aumentara sus viñedos. El  informe  europeo  apunta a que la producción de vino de la UE se reducirá a 160 millones de hectolitros (-0,3% por año) para 2030, aunque con una variabilidad anual debido a las condiciones climáticas. Asimismo, se espera que la superficie total cubierta por viñedos crezca ligeramente para 2030 (+ 0,2% anual), principalmente para vinos con IG de alta calidad con rendimientos generalmente más bajos.

Desde la UE entienden que los viñedos nuevos y replantados deben compensar los abandonos que surgen por la falta de sucesión de fincas y / o las dificultades para competir en el mercado, aunque el aumento de la producción de vinos de calidad y vinos orgánicos podría resultar en rendimientos promedio más bajos.

Proceso de ampliación DOP Calatayud

En este contexto,  la DOP Calatayud está inmersa en proceso administrativo para ampliar la zona con denominación, en unas 100 hectáreas,  una superficie pequeña pero que le permitirá incorporar algunas bodegas con producciones singulares. En estos momentos se están realizando los correspondientes estudios de suelos y vinos que pueden certificar la homologación de características.

 

EL CONSUMO ANUAL DE VINO SE ESTABILIZA EN 25 LITROS POR PERSONA

El  informe  agrícola subraya que  el sector vitivinícola de la UE se está adaptando a los estilos de vida y preferencias cambiantes de las nuevas y viejas generaciones de consumidores. Para 2030, esto debería dar lugar a una disminución más lenta del consumo de vino per cápita de la UE (-0,3% anual) en comparación con 2009-2019 (-1,1%), de alrededor de 25 litros anuales. Sin embargo, podrían persistir grandes diferencias entre los Estados miembros de la UE. Crece la demanda de vinos con menor graduación alcohólica y de vino espumoso, que se pueden consumir en diversas ocasiones.

Impulsados por la pandemia de COVID-19, están floreciendo nuevas formas de comercializar el vino, como el comercio electrónico, y se espera que se desarrollen aún más, impulsando también la demanda.

POTENCIAR LA DIFUSIÓN DIGITAL Y EL MERCADO DE PROXIMIDAD

Desde  la DOP Calatayud,  se observa el cambio de tendencia y la incorporación de nuevos perfiles de consumidor como una oportunidad.  En este contexto,  uno de las estrategias del Consejo Regulador es potenciar la difusión en redes sociales, tratando llegar a ese nuevo consumidor, utilizando las herramientas de comunicación más adecuadas.  Asimismo, reforzar la presencia de los vinos en el mercado de proximidad (Zaragoza), así como en punto estratégicos del mercado nacional.

En cuanto a los nuevos canales de comercialización, las bodegas de  la DOP  llevan ya un tiempo adaptándose a las nuevas tendencias del mercado, una implementación digital que se ha acelerado con la pandemia y que ha supuesto que más de la mitad de las bodegas  de la DOP  hayan incorporado la venta por internet.

Ibdes
Sisamon
CODOS
CABOLAFUENTE
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
Ibdes
CABOLAFUENTE
CODOS
Sisamon
publicidad
publicidad
publicidad