MORÉS.- El agua de boca en la localidad sigue siendo un problema

Pueblos
Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más grande
  • Predeterminado Helvetica Segoe Georgia Times

El municipio se abastece de un pozo y pide una solución para abastecerse del pantano de Maidevera

MORÉS. F. Tofe. 

La alcaldesa de Morés, Esther Serrano, ha mostrado su malestar al no salir adelante este martes, una resolución no de ley en las Cortes para solucionar un problema en la localidad, que lleva más de dos años sin agua potable.

El Consistorio solicitaba en diciembre de 2017 la ayuda técnica y económica del Instituto Aragonés del Agua para resolver los graves problemas de potabilidad del abastecimiento de agua, ya en 2015, técnicos del Instituto Aragonés del Agua visitaban la localidad para comprobar la situación.

La localidad se abastece de un pozo situado en el margen derecho del Jalón que presenta gran cantidad de cal y episodios de contaminación química por conductividad, cloruros y sulfatos y que además tiene una antigüedad de 50 años. Además, cuando entre en funcionamiento el embalse de Mularroya, aguas arriba de Morés, se derivará parte del caudal del río, lo que tendrá como consecuencia una disminución del mismo a su paso por la localidad, algo que preocupa y que podría incidir en la calidad del agua.

La solución para este problema podría ser la captación de agua del pantano de Maidevera, que abastece a Jarque, Gotor, Illueca, Brea y Sestrica. En este sentido desde Morés se han mantenido reuniones con la comarca del Aranda y los alcaldes de estas localidades, que han mostrado su acuerdo. Solucionar esta situación necesitaría una inversión de algo más de 760.000 euros, más de la mitad de esa cantidad iría a parar a mejorar la tubería desde el Pantano de Maidevera a estas localidades, y el nuevo tramo de Sestrica a Morés supondría una inversión de unos 216.000 euros, algo en lo que todos alcaldes están de acuerdo.

PUBLICIDAD

Un proyecto que costó 18.000 euros y que fue pagado por el Instituto Aragonés del Agua.

El Ayuntamiento de Morés solicitaba pues a las Cortes ayudas para poder realizar estas obras y solucionar el problema del agua en la localidad ya que por cuenta propia el consistorio no tiene disponibilidad económica para afrontar las obras, como señala Esther Serrano, “cuando llegué al Ayuntamiento teníamos una deuda que superaba el millón de euros. En estos años la hemos conseguido rebajar en 300.000, pero sin ayudas nosotros no podemos afrontar estas obras”.

La localidad cuenta con unos 350 habitantes, pero en verano son más de 1000 y en los domicilios de Morés el agua de grifo no se utiliza ni para beber ni para cocinar.

TORRIJO DE LA CAÑADA
Sisamon
publicidad
CARENAS
publicidad
publicidad
publicidad
Sisamon
TORRIJO DE LA CAÑADA
publicidad
CARENAS
publicidad
publicidad

Semanal La Comarca