ATECA.- Recuperar el patrimonio gastronómico

Pueblos
Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más grande
  • Predeterminado Helvetica Segoe Georgia Times

Los alumnos del IES Zaurín presentaron en IFEMA un menú de la zona: Arnadí de Torralba de Ribota, arroz con leche y miel de Calatayud, buñuelos de Bijuesca y Morata de Jiloca entre otros

Torralba de Ribota



Los profesores de Cocina y Restauración del IES Zaurín de Ateca, han viajado a la Feria Internacional del Turismo (Fitur) con el objetivo de la puesta en valor de la cocina Andalusí. Jesus Lanau y Ángela Fontecha, así como el alumnado de Grado Medio de Cocina y Gastronomía han mostrado al público asistente el resultado de una investigación en forma de cocina evolutiva.
Teniendo en cuenta los hallazgos de historiadores culinarios sobre el legado gastronómico Andalusí, se han seleccionado seis elaboraciones distintas que recrean parte del patrimonio de nuestra cocina mediterránea. Productos que después de su introducción en el siglo X, siguen siendo un estandarte de la comarca de Calatayud como el aceite o la almendra. Así como elaboraciones que se han consolidado hasta nuestros tiempos en cuanto a los métodos de conservación como las frutas escarchadas o los escabeches.
El menú que se ha podido degustar en el marco del proyecto ¡Vive la experiencia andalusí! impulsado por la Comarca de Calatayud, ha consistido en un escabeche de trucha del Jalón con manzanas reinetas y aceite de Sediles y como plato principal, una Hechura de berenjenas de Tobed y Ternasco de Aragón. En dichas elaboraciones, ha quedado patente la combinación de sabores dulces y salados de forma armoniosa, así como el aporte exótico de las especias añadiendo matices más diversos y aromáticos a la vez. Cuatro bocados dulces y sutiles han completado la muestra de cocina en directo y  degustación, que en forma de postre ha puesto el acento en productos como los frutos secos, la miel, los cítricos o el agua de azahar. Arnadí de Torralba de Ribota, Arroz con leche y miel de Calatayud y buñuelos de membrillo de Bijuesca y Buñuelos de Morata del Jiloca han concluido el Menú. La experiencia culinaria se ha extendido a su vez, en la realización de forma exclusiva para su servicio, de más de 200 piezas de cerámica. El artesano de Sediles Néstor Pablo se ha inspirado en relieves claramente andalusíes,  y en calados almohades, además de decorar algunas piezas con la epigrafía de “Calatayud” en el anverso de ellas.
Recuperar el patrimonio gastronómico y su reconocimiento como la base de nuestra herencia culinaria, han sido los objetivos principales que se han puesto de manifiesto en este proyecto de promoción de la Comarca de Calatayud como destino turístico de primer nivel.

CABOLAFUENTE
Ibdes
CODOS
TORRIJO DE LA CAÑADA
Torralba de Ribota
Sisamon
publicidad
publicidad
publicidad