COMARCA CALATAYUD.- Jalón Vivo denuncia que “el trasvase del Jalón deja secos los manantiales históricos en la falda de la Sierra Vicor”

Pueblos
Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más grande
  • Predeterminado Helvetica Segoe Georgia Times

Según la asociación “la fuente de Paracuellos de la Ribera ha dejado de manar agua esta semana, al igual que varios pozos agrícolas de esta localidad y de El Frasno”.
Los afectados piden la paralización de la obra hasta que se aclare la situación y recuerdan que ya advirtieron de este peligro en las alegaciones a la obra, pero que fueron ignorados.



Según informa la Asociación Jalón Vivo:
“La fuente de Paracuellos de la Ribera ha dejado de manar agua esta semana. Las piedras muestran la erosión de un caudal de agua de calidad que no se había detenido desde la construcción de la actual en torno a 1560 y, mucho antes, desde la fundación de la población en la edad media. El abrevadero está vacío. El acuífero se ha secado, como ha pasado con varios de la zona usados para fines agrícolas, debido a que las obras del trasvase del Jalón al Grío han seccionado los acuíferos que bajan desde la Sierra Vicor. De momento, los afectados son los términos municipales de Paracuellos y El Frasno, pero los vecinos de Sabiñan y Embid de la Ribera (pedanía de Calatayud) saben que serán los siguientes.
La fuente de Paracuellos de la Ribera se conoce desde antiguo. Excursionistas, ciclistas y vecinos de las localidades vecinas solían acercarse a ella para rellenar sus cantimploras, incluso decenas de garrafas de agua para el consumo de toda la semana. Ya no podrán hacerlo de nuevo.
Tampoco podrán sus pozos 4 explotaciones agrarias de los términos de Paracuellos y El Frasno. Se han secado. Y en decenas de otras explotaciones tienen que extraer el agua desde mucha profundidad porque el acuífero ha bajado mucho su nivel. No se trata de la sequía, sino de que se ha pinchado por las obras y esta agua ya llena en el pantano de Mularroya.
Esta situación supone la puntilla para la agricultura tradicional de la zona, en donde se produce fruta de hueso de la máxima calidad. Un elemento más para acelerar la despoblación en una de las zonas más despobladas de Aragón.
Los afectados, agrupados entorno a la plataforma Jalón Vivo, avisaron en su momento de esta situación y presentaron alegaciones al proyecto. Pero no fueron atendidas, esgrimiendo supuestos estudios geológicos que se están demostrando errados o directamente inútiles. De hecho, ya se han invertido más de 15 millones de euros adicionales en la obra para corregir errores de este tipo. Sin embargo, dudan de las verdaderas intenciones por revertir el secado de los acuíferos cuando estos han sido desviados para el llenado de Mularroya, lo que supone una nueva ilegalidad en un proyecto que ya ha recibido numerosos varapalos judiciales pero que sigue adelante por la vía de los hechos consumados.
Jalón Vivo reclama a la CHE (Ministerio para la Transición Ecológica y el reto Demográfico) y al Gobierno de Aragón que se paralice la obra del trasvase hasta que se realicen nuevos estudios y ante el peligro que supone la progresiva eliminación de los manantiales de la zona. Además, advierte de que se van a estudiar posibles demandas desde el punto de vista patrimonial tanto contra las administraciones responsables como contra las empresas que realizaron los estudios que se están demostrando inútiles.
“Esperemos que los estudios sobre sismicidad y seguridad en las obras estén mejor, pues de lo contrario es posible que tengamos que lamentarnos por la pérdida de alguna vida”, han comentado responsables de Jalón Vivo en referencia a que existen estudios sobre la construcción de Mularroya no tenidos en cuenta por la CHE y que ponen en tela de juicio la seguridad de la obra frente a posibles temblores de tierra que pudiesen derivar en consecuencias nefastas para localidades cercanas como Ricla.
Los afectados por el embalse de Mularroya y el trasvase del río Jalón han recordado que, en este momento todo el proyecto sigue adelante fruto de una irresponsable política de hechos consumados, sin haber tenido en cuenta ninguna de sus alegaciones ni tampoco las 4 sentencias judiciales que lo han declarado ilegal. Pese al avance de las obras, consideran que queda margen para salvar la agricultura del tramo medio del Jalón y la vida de sus pueblos, así como un espacio natural tan importante como las Hoces del Jalón.
También han recordado que, una vez terminado el proyecto, los vecinos aguas abajo del punto del trasvase verían reducido su caudal de manera extraordinaria, lo que pone en peligro la agricultura tradicional y hasta la vida misma de los pueblos de una de las zonas que más sufre la despoblación en la provincia de Zaragoza. Los vecinos del Jalón aguas arriba (prácticamente toda la comarca de la Comunidad de Calatayud) se verán afectados puesto que el uso prioritario del agua pasará a ser el llenado del embalse de Mularroya y el embalse de La Tranquera pasará a tener un uso subsidiario, de acuerdo con lo que se indica en el proyecto”.

CODOS
Sisamon
Ibdes
CABOLAFUENTE
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
Ibdes
CABOLAFUENTE
CODOS
Sisamon
publicidad
publicidad
publicidad