Piove... Porco Governo, Llueve, Cochino Gobierno

Entre el cierzo y el bochorno por José Luis Frisa
Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más grande
  • Predeterminado Helvetica Segoe Georgia Times

Cuenta una vieja anécdota política que iban dos italianos por la calle, y de repente empieza a llover y el uno dice: "Llueve", y el otro contesta "Cochino gobierno".. porco governo.


Al mismo hilo me comentaba un veterano alcalde de  la comarca,  que ya tenía asumido que todos los males del pueblo eran por su culpa. Es decir,  que si se reventaba una cañería... la culpa era del alcalde;  que si el año iba malo, y la cosecha era floja... la culpa del alcalde; e incluso que si el marido discutía con la mujer... la culpa era del alcalde.  Afortunadamente este alcalde a pesar de ser el culpable de todos los males del pueblo seguía ganando con amplias mayorías absolutas cada elección.


En esta época pandémica tan nefasta a todos niveles: desde el psicológico (dormimos peor, hemos dejado de hacer chistes sobre el tema, estamos más irascibles, etc.), al aspecto económico y por supuesto sanitario,  estamos viendo como de forma habitual se echa la culpa de todos los males al Gobierno de turno.


Y sí, el Gobierno puede que haya cometido muchos errores, que haya ido tomando decisiones a ciegas, y muchas cosas podrían haberse hecho mejor.   Pero es fácil achacar la culpa de la pandemia... al Gobierno:  de los casos importados desde China de principios de marzo... la culpa el gobierno;  de que no llegase el material sanitario... el responsable el Gobierno, de que las residencias de ancianos estén mal gestionadas.. la culpa del Gobierno, y así sucesivamente.
Pero ojo todavía no he dicho de que Gobierno hablo, y seguramente muchos ya habéis pensado en que hablaba del Gobierno del Estado, del de Pedro Sánchez.   


Y puede ser que éste tenga la culpa de muchas cosas, pero por ejemplo en el tema de las residencias de ancianos, resulta que unas han afrontado bien la pandemia y otras no, y ello depende del gobierno... de cada residencia, es decir de su dirección.  Además es una materia transferida a las comunidades autónomas, y son ellas las responsables de su control y vigilancia.  Para terminar resulta que muchas son de gestión municipal y autonómica.... pero la culpa del Gobierno. ¿De cuál?


Con todo lo relacionado con la pandemia, se echa la culpa al Gobierno, pero ¿a cuál? ¿A los gobiernos autonómicos al ser la sanidad materia transferida, y ver las diferencias de cómo se ha gestionado en unas comunidades y en otras? ¿Al Gobierno chino que informó a la OMS tarde y mal de la enfermedad? ¿o a nuestro gobierno municipal... que en el desarrollo de la enfermedad poco tiene que decir?.


Y vamos con algo más polémico ¿Quién tiene la culpa del descontrol de los datos de contagios, ingresos y fallecidos?  ¿El Gobierno de España? ¿o las comunidades autónomas que son las que facilitan los datos?  Me juego algo a que cada uno dará su respuesta acorde a su ideología.   Para los muy cacerolistas, exaltados y vociferantes miembros de VOX la culpa de todo la tendrá sin ninguna duda el Gobierno de Sánchez (en la mente de Abascal y de Ortega Smith no cabe la duda, ¡¡¡¡jamás!!!!).  Sin embargo  para los simpatizantes del PSOE del caos en los datos de Madrid la culpable será Isabel Díaz Ayuso.   Gustos y opiniones para todos, y cada cual tendrá sus razones objetivas para ello.  


Estamos en una época de lógica crispación, con más de 27.000 muertos reconocidos,  asediados por una enfermedad desconocida hace tres meses, y con una gran crisis económica que se avecina, por lo que es difícil ser objetivo y tener la cabeza fría para analizar datos, comparar decisiones y no dejarse llevar por los sentimientos.   Por ello cada uno nos movemos con nuestros prejuicios, sin atender a razones objetivas, y ello queridos lectores, aunque nos pese,  es lo normal y lógico.


Pero no quiero terminar sin volver al caos de los datos:  Madrid y Cataluña han ido desde el primer momento por libre, han cambiado la forma de dar los datos varias veces, y sin hacer caso a los numerosos requerimientos del Ministerio.  Esto es un dato objetivo y no discutible.  Los peores territorios han "hackeado" los datos de las demás comunidades, quizás para tapar sus vergüenzas. Como diría el castizo: un sindiós de datos. Ambas comunidades han actuado con prepotencia,  con aires de superioridad, y ello cuando han sido los peores de la clase.  Lo repito, Madrid y Cataluña riñendo a ver quien daba peor los datos y confundía más al Ministerio.    Para los que no quieren ver los datos, vean los cambios de criterio de ambas comunidades, cuando deciden dar las cifras (por la tarde, luego por la mañana, y si no cuando nos apetezca), y saquen conclusiones.  Un ejemplo del pasado lunes (datos oficiales): "La Comunidad de Madrid sí ha podido notificar hoy 17 defunciones, pero tienen diferentes fechas de defunción, y de los últimos siete días son solamente tres"... a ver quién se aclara.  
Y es que el propio Ministerio necesitaba poco para confundirse: ha cambiado los criterios varias veces, ha anunciado datos que luego no ha podido o sabido dar, de repente aparecen y desaparecen fallecidos, enfermos...  Le ha faltado firmeza para exigir unos datos unificados, y capacidad para su procesamiento y análisis... y las Comunidades, especialmente las dos señaladas, no han ayudado a hacerle las cosas fáciles.


Ambos, todos,  han sido culpables de este lío de datos. Hay que reconocerlo, tanto los unos como los otros.  Y es que enfrentarse a esta situación es muy, pero que muy difícil, y no me gustaría estar en la piel de cualquiera de nuestros gobernantes.


Y para terminar una frase del genial periodista Jonh Carlin, respecto a la libertad de opinar y las redes sociales:   "La solución está en las manos de los usuarios. Dejen que los torcidos haters y los tristes trols vomiten sus insultos, pero no los lean, no escuchen sus chillidos. O si uno es incapaz de caer en la tentación de escucharlos, ríanse de ellos o ténganles piedad. Al fin y al cabo tanto entrar en las redes sociales como dejarte ofender es, a fin de cuentas, opcional."

CARENAS
publicidad
publicidad
publicidad
CARENAS
publicidad
publicidad

Semanal La Comarca