Este fin de semana desde las alturas de Bilbilis el cielo está gris, con nubarrones que cruzan con la presteza del frente que llega y se va a otras tierras hacia el este. Unos nubarrones llegan por el Ribota desde la meseta soriana. Hace años los vecinos de Huérmeda solían decir: “hace día de orage” utilizando un galicismo que tal vez haya que remontar a mucho tiempo atrás en la historia.

Más artículos...

publicidad
publicidad