EL CORREO DEL LECTOR.- Mularroya, los trenes regionales y otros despropósitos

El correo del Lector
Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más grande
  • Predeterminado Helvetica Segoe Georgia Times

Las zonas rurales siguen siendo las grandes desprotegidas

Coinciden en el tiempo el varapalo judicial a la chapuza de Mularroya –que merece un libro o una serie- , la supresión de paradas de trenes en el valle del Jalón –el domingo 18 por la mañana hay que estar en las concentraciones en estaciones y apeaderos- y la pretendida eliminación de ayudas europeas en nuestros territorios.

En un momento en el que todo el país, especialmente el medio rural, se encuentra en la encrucijada, el Gobierno de Aragón quiere dejar sin ayudas en el territorio a los pequeños empresarios y emprendedores.

La cacareada reforma de la P.A.C. parecerá así que, al menos en Aragón, va camino de un agrarismo decimonónico en el que el antiguo terrateniente con derechos  va a convivir con  los fondos de inversión que siembran, plantan, arrancan, vienen y van,  engordan cerdos o cultivan placas solares.

No se deduce otra cosa del destino decidido para los anticipos de la P.A.C. para 2021-2022 o de los fondos Next Generation que excluyen totalmente la dotación para las Estrategias de Desarrollo Local Leader y dejan durante dos años sin esas ayudas a los territorios rurales.

Todo ello con la cada vez menos disimulada intención de eliminar de hecho a los Grupos de Desarrollo Rural en el próximo período

La supuesta lluvia de millones de los fondos europeos se convertirá en apenas unas lágrimas para los territorios rurales.

Es la experiencia que tenemos con las ayudas del Plan Nacional del Vino, las de fomento agroalimentario y otras gestionadas por el Estado español o la Comunidad Autónoma. Todas ellas son “pasto” de las grandes empresas y de las consultoras especializadas en sacar tajada de lo público.

Por no hablar de otros sectores en la que los monopolios u oligopolios están llamados a ser ejecutores de los que llaman  proyectos tractores.

Por tanto, y al menos, pedimos que desde el Gobierno de Aragón, Comisariados y adláteres dejen de darnos la tabarra con la España Vacía, la despoblación o la vertebración del territorio.

Porque su crédito se habrá agotado

Fdo. Pablo Barcelona

 

publicidad
publicidad
publicidad

Semanal La Comarca