OPINIÓN.- ¿Creer o no en la política y en los políticos?

Independiente
Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más grande
  • Predeterminado Helvetica Segoe Georgia Times

Existe una clara necesidad de hacerlo aunque muchos se empecinen en que dejemos de creer


En estos momentos de inestabilidad sanitaria los ciudadanos de a pie necesitamos agarraderos para sostenernos. Desde luego el principal sostén será el trabajo de los científicos, una profesión desconocida a la que pocos le han dado importancia y que en un abrir y cerrar de ojos ha recogido la importancia que tiene. La situación sanitaria es difícil y por lo que se puede ir viendo se va a seguir complicando. Y ojo, no tan solo por el dichoso virus. No tenemos que olvidarnos del resto de enfermedades que no han dejado de existir. Los datos casi siempre son de la Covid19 pero los hospitales registran entradas como siempre. Tenemos el riesgo del virus y el riesgo de que patologías más comunes pasen a un segundo lugar.
En estos momentos se necesitan muchas cosas, una de ellas, unidad, y de la que tristemente carecemos. Siempre se ha dicho que la política es la ciencia de hablar, de perder y ganar para llegar a acuerdos. Y en estos momentos más que en ninguna otra ocasión necesitamos de la política y de los buenos políticos, que quizás no los tenemos. Por encima de cualquier ideología lo que nos debería de llegar a los de a pie es que cuando la situación se complica tanto en lo sanitario, nuestros representantes nacionales estaban enfrascados en una moción de censura tan irreal como imposible. Una moción que no contaba con respaldo y que a pesar de ello se presentó. Seguimos perdiendo el tiempo cuando lamentablemente el tema es otro muy distinto que pasa por dotar de todos los servicios e infraestructuras a los hospitales porque sin éstos se colapsan estaremos de nuevo en una situación crítica. Ese es el objetivo primordial en estos momentos que no se colapsen los hospitales y dotar de facilidades a los investigadores para que sigan trabajando para encontrar una respuesta que neutralice los efectos de las mutaciones de este virus.
Muchos nos encontramos con la tristeza de la realidad de esta España fragmentada en ideales, autonomías e intereses personales. Una España que necesita creer. Y este no es el camino. No se puede explicar de ninguna manera que lo que demanda de una autonomía cuando lo decide el Estado ya no sirva. No se puede explicar que cuando el Estado decide, las Autonomías piensen que ellos lo harían mejor. No se puede explicar que cuando las Autonomías deciden, pidan una línea que la marque el Estado para todos igual. Lo que es bueno un día para unos es malo al otro porque lo decide otro. Con todo la sensación que se nos transmite es la de dejar de creer en la política y en los políticos. En todos. Sin distinción. Y cuando los acuerdos no se producen se puede dar paso al radicalismo, es el mejor caldo de cultivo para defender la idea única. Y esto puede ser otro problema. Y quede claro que el radicalismo lo es tanto por un lado como por el otro.
Y con todo este escrito no quiero terminarlo sin un rayo de esperanza. Si, lo hay. De vez en cuando nos encontramos con políticos sencillos, razonables, que no ponen sus intereses ni los de su partido por encima de las personas. Y esto me hace volver a creer en la integridad de los políticos. Y pongo un ejemplo que merece nuestro más profundo reconocimiento: en Daroca, muy cerca de nuestra comarca, la situación se ha complicado por la incidencia de la Covid19. En estos momentos, la oposición en el Ayuntamiento ha dado una lección de lo que significa la política a través de su portavoz, Michel García. Estas han sido algunas de sus palabras, “en estos momentos no queremos ser oposición, queremos ser compañeros y nos comprometemos a realizar todo aquello que esté en nuestro alcance o se nos solicite”. Señor Michel García, usted y sus compañeros son verdaderos políticos y los que me hacen creer que a pesar de todo podremos encontrar una solución.

A. Gimeno

CARENAS
publicidad
publicidad
publicidad
CARENAS
publicidad
publicidad

Semanal La Comarca