CALATAYUD.- Los nuevos contenedores de residuos "resto" pasan del color verde anterior al gris actual

Medio Ambiente
Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más grande
  • Predeterminado Helvetica Segoe Georgia Times

Esta pasada noche se ha iniciado la renovación de contenedores por la empresa Urbaser

Mas de uno Calatayud



Los bilbilitanos han amanecido esta mañana con los primeros contenedores grises para la recogida de fracción resto. La nueva empresa que gestiona la recogida de residuos y la limpieza viaria, Urbaser, ha comenzado la renovación de los contenedores de la ciudad. Durante el primer día se han cambiado 100 contenedores verdes en el barrio de La Estación, Sixto Celorrio y Margarita, que a partir de ahora pasan a ser grises.
La sustitución continuará los próximos días hasta completar la instalación de 550 nuevos contenedores. De estos, se colocan 155 de fracción resto en el centro urbano, 153 de envases y 96 de papel. En el casco histórico, donde tendrán una carga trasera debido a las características de estas calles, se colocarán 41 contenedores de fracción resto, 40 de envases y 15 de papel. Los polígonos y áreas industriales reciben 105 contenedores de resto metálico, 30 de envases y 15 de papel. Además se colocarán cinco más de 20 metros cúbicos para gestionar el cartón.
"Aumenta el número de contenedores y su capacidad con la finalidad de acabar con situaciones de colapso indeseables", explica Ana Isabel García, concejal de Medio Ambiente.
Los nuevos contenedores de fracción resto tienen el doble de capacidad que los anteriores, 2900 litros. Todos ellos -a excepción de los colocados en el casco histórico y los barrios altos, donde no es posible el acceso de camiones de grandes dimensiones- se basan en el sistema de carga lateral. Ello ha obligado a replantear el posicionamiento de los contenedores, que pasan a ocupar el lado derecho de las vías. Para llevar a cabo estos cambios se ha realizado un estudio de contenerización, donde se han considerado diversos condicionantes técnicos como la accesibilidad de los usuarios, el distanciamiento ente áreas de aportación, la capacidad de almacenaje y la densidad de población.
La concejal recuerda que el periodo de implantación va a ocupar varias semanas, tiempo en el que se convivirá con ambos sistemas. "Es esencial la colaboración ciudadana en este proceso", recuerda Ana Isabel García.
Por otro lado, algunos bilbilitanos han apuntado sobre estos contenedores, la poca abertura con la que cuentan para depositar las bolsas de basura.

publicidad
ARIZA
publicidad
publicidad

Semanal La Comarca