La calidad del agua de boca a debate

Salud
Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más grande
  • Predeterminado Helvetica Segoe Georgia Times

El primer teniente de Alcalde en el Ayuntamiento bilbilitano, José Hueso, salió ayer al paso de las críticas que en las últimas semanas se han vertido en relación a la calidad del agua en Calatayud y el servicio que presta la empresa concesionaria del servicio, Aquara.



A mediados de enero los concejales del grupo socialista, Julia Olivas y Jesús Monge, solicitaron a la comisión informativa de Medio Ambiente información relativa a los controles de la gestión del abastecimiento del agua de boca en la ciudad, así como diversos informes sobre las analíticas del agua y la presencia de residuos sólidos, sus causas y consecuencias sanitarias, y los informes de las revisiones llevadas a cabo y del mantenimiento de las instalaciones y equipamientos. Unas peticiones que, según explicaron desde el PSOE, se pedían haciéndose eco de “diversas quejas que les habían trasladado varios vecinos por los residuos sólidos que el agua dejaba depositados en los filtros de los grifos domésticos”. Algo que ocasionó la preocupación de estos vecinos por la posible afección en la salud de los usuarios del abastecimiento de agua potable de la red municipal.
José Hueso aclaró ayer tras la comisión de gobierno que las analíticas del agua que se vienen realizando de forma periódica no muestran ninguna anomalía en este sentido. “Es sabido que el agua de Calatayud tiene unas características especiales, son aguas que están calificadas como “semiduras” por su elevado contenido en sales de tipo cálcico y magnésico”. “Se producen incrustaciones en los filtros debido a la cal que tiene el agua, pero esto no afecta para nada a la potabilidad del agua”, explicó Hueso. Quien también indicó que la empresa concesionaria del servicio no tiene responsabilidad sobre esto porque el contrato en vigor con Aquara no contempla ninguna medida para reducir o eliminar la cal. Algo que si se va a tener en cuenta en el próximo contrato de las aguas que se está tramitando ahora, donde si se incluirá que la empresa que resulte adjudicataria establezca procedimientos para reducir o eliminar la cal.

publicidad

Semanal La Comarca