Otro gesto solidario que nos llega desde Ateca

Pueblos
Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más grande
  • Predeterminado Helvetica Segoe Georgia Times

Los niños, niñas y adolescentes de la Residencia dependiente de la Fundación Langunduz de Ateca entregaron 50 mascarillas realizadas por ellos al Ayuntamiento de la localidad


Los menores extranjeros no acompañados en Aragón tienen que pasar la cuarentena confinados, como el resto del mundo, y lo están haciendo en los centros residenciales para menores tutelados que hay repartidos por la Comunidad. El tiempo pasa lento, pero la creatividad y el ingenio hacen mella en unos jóvenes que quieren formar parte del movimiento solidario que esta crisis del coronavirus ha parecido despertar. Por eso, son muchos los que se han implicado en la tarea de confeccionar mascarillas caseras, dibujar mensajes de ánimo para otras personas y realizar pasatiempos que hagan más llevadero el aislamiento. Siempre con la inestimable compañía de sus educadores, que son quienes les dan las indicaciones y supervisan que todo esté correcto. Los primeros en hacer una donación han sido los niños, niñas y adolescentes (NNA) de la Residencia dependiente de la Fundación Langunduz en Ateca, que han llevado hasta 40 mascarillas al Ayuntamiento y 10 al cuerpo de agentes de la Guardia Civil.
 
“Lo considero como una ocupación terapéutica el poder hacer algo que pueda ayudar a otras personas”, cuenta el director de la residencia. “Hacemos las mascarillas porque una trabajadora del centro trajo su máquina de coser y les está enseñado cómo se utiliza. Estamos haciendo ahora una segunda remesa que, seguramente, entregaremos al Ayuntamiento para que ellos distribuyan en función de las necesidades”, explica. Asegura que el consistorio las ha recibido con los brazos abiertos y que con esto se sienten un eslabón más de la enorme cadena de solidaridad que están demostrando todos los vecinos de este municipio, afanándose en ayudarse unos a otros. Desde el Ayuntamiento el alcalde de la localidad, Ramón Cristóbal también agradecía este gesto. "Desde el inicio de la pendemia un grupo de señoras han estado trabajando para aportar mascarillas a la población, además el gesto de los chavales también es digno de destacar".
 
Pero las iniciativas de este centro no acaban aquí, sino que también apuestan por realizar acciones a nivel interno, que ayuden a otros centros gestionados por su misma Fundación a hacer amena esta espera. Por ejemplo, con un reto deportivo de 14 días que les sirve para mantenerse activos y hacer ejercicio desde casa. La idea es grabar las sesiones en vídeo y colgarlo en la página web de la fundación, para que los usuarios de otros centros puedan dar continuidad al reto. De la misma manera, han pensado escribir cartas para enviar a los mayores que viven en residencias de la Fundación y ayudar así a que las personas mayores se sientan un poco más acompañadas en un momento tan difícil.

Este Centro de Atención a Menores, ubicado en Ateca (Zaragoza) es un servicio, concertado con el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), donde se desarrolla un programa especializado de apoyo intensivo a menores -chicos y chicas de entre 6 y 17 años preferentemente- que presenten conductas disruptivas o disociales recurrentes y con nulo o escaso apoyo familiar, lo que no haga viable su atención en el marco del resto de itinerarios, centros o programas establecidos por el IASS.

Sisamon
TORRIJO DE LA CAÑADA
publicidad
CARENAS
publicidad
publicidad
publicidad
TORRIJO DE LA CAÑADA
Sisamon
publicidad
CARENAS
publicidad
publicidad

Semanal La Comarca